Saltar al contenido

Bienes excluidos de la herencia

Cuando una persona fallece, sus bienes pasan a formar parte de su herencia. Sin embargo, existen algunos bienes que están excluidos de esta herencia y no pueden ser repartidos entre los herederos. Es importante conocer cuáles son estos bienes para evitar posibles confusiones o conflictos en el futuro. En este artículo, te explicamos cuáles son los bienes excluidos de la herencia y cómo afectan a la repartición de los mismos.

Contenido

Bienes excluidos de la sucesión hereditaria

Bienes excluidos de la sucesión hereditaria: son aquellos bienes que, por disposición legal, no pueden ser objeto de herencia y, por lo tanto, no pueden ser transmitidos a los herederos.

Entre los bienes excluidos de la sucesión hereditaria, se encuentran:

  • Los bienes donados por el fallecido en vida y que fueron aceptados por el donatario.
  • Los bienes que el fallecido enajenó y que ya no forman parte de su patrimonio al momento de su muerte.
  • Los bienes que el fallecido tenía en fideicomiso, siempre y cuando se haya cumplido con la finalidad del fideicomiso.
  • Los bienes que el fallecido tenía en usufructo, ya que el usufructo se extingue con la muerte del usufructuario.
  • Los bienes que el fallecido tenía en copropiedad, ya que el derecho de los copropietarios se mantiene después de la muerte de uno de ellos.

Además, hay otros bienes que, aunque no están excluidos de la sucesión hereditaria, tienen un tratamiento especial, como por ejemplo los bienes que forman parte del patrimonio cultural y que están protegidos por la ley.

Herencia: bienes legales y excluidos

La herencia es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que una persona deja tras su fallecimiento y que son transmitidos a sus herederos legales. Sin embargo, no todos los bienes forman parte de la herencia, ya que existen algunos que están excluidos.

Bienes legales de la herencia:
– Bienes inmuebles como casas, terrenos, edificios, etc.
– Bienes muebles como vehículos, joyas, muebles, obras de arte, etc.
– Dinero en efectivo, cuentas bancarias, inversiones, etc.
– Derechos de propiedad intelectual, como patentes, marcas registradas, derechos de autor, etc.

Bienes excluidos de la herencia:
– Bienes que fueron donados en vida por el fallecido.
– Bienes que fueron vendidos en vida por el fallecido.
– Bienes que fueron cedidos en vida por el fallecido.
– Bienes que fueron objeto de embargo o confiscación antes del fallecimiento.
– Bienes que fueron objeto de renuncia expresa por parte del fallecido.

Es importante tener en cuenta que los bienes que forman parte de la herencia pueden estar sujetos a impuestos y deudas del fallecido. Los bienes excluidos, por otro lado, no están sujetos a estas obligaciones.

Entendiendo la exclusión de herencia

La exclusión de herencia se refiere a los bienes que no forman parte de la herencia y, por lo tanto, no pueden ser heredados por los beneficiarios. Estos bienes pueden ser excluidos por diferentes razones, tales como acuerdos previos con los herederos, donaciones en vida y deudas pendientes.

Bienes excluidos de la herencia:

  • Bienes donados en vida: Los bienes que se han dado en vida no forman parte de la herencia. El donante puede decidir a quién quiere dar los bienes y en qué momento, sin necesidad de esperar a su fallecimiento.
  • Bienes vendidos o cedidos: Los bienes que se han vendido o cedido antes del fallecimiento del propietario no forman parte de la herencia.
  • Bienes sujetos a hipoteca: Si un bien está sujeto a una hipoteca, el banco o entidad financiera tiene derecho a recibir el dinero que se adeuda antes de que los herederos puedan reclamar el bien.
  • Deudas pendientes: Las deudas pendientes del fallecido se pagan antes de que se distribuyan los bienes entre los herederos. Si las deudas superan el valor de los bienes, los herederos no recibirán nada.

Si tienes dudas sobre la exclusión de herencia, es importante que consultes a un abogado especializado en derecho sucesorio para que te explique tus derechos y obligaciones. Es importante entender que los bienes excluidos de la herencia no pueden ser reclamados por los herederos y, por lo tanto, no forman parte del patrimonio que se distribuye entre ellos.

¿Qué incluir en una herencia?

En una herencia se pueden incluir varios tipos de bienes, entre ellos:

Inmuebles: casas, apartamentos, terrenos, locales comerciales, etc.

Vehículos: coches, motocicletas, barcos, etc.

Activos financieros: cuentas bancarias, acciones, bonos, fondos de inversión, etc.

Bienes muebles: joyas, obras de arte, muebles, electrodomésticos, etc.

Empresas: si el fallecido era dueño de una empresa, esta puede formar parte de la herencia.

Es importante tener en cuenta que estos bienes pueden estar sujetos a impuestos y cargas, por lo que es recomendable hablar con un asesor legal o fiscal para conocer los detalles y evitar sorpresas desagradables.

Como conclusión, es importante conocer los bienes que quedan excluidos de la herencia para evitar confusiones y conflictos en el proceso de sucesión. Recordemos que los bienes donados en vida, los bienes que forman parte de una sociedad conyugal y los bienes que han sido vendidos o cedidos por el fallecido no entran en la herencia. Asimismo, resulta fundamental contar con un testamento que especifique claramente la distribución de los bienes y evite disputas entre los herederos.

×