Saltar al contenido

Cómo impugnar la plusvalía municipal

La plusvalía municipal es un impuesto que grava el incremento de valor que experimenta un terreno al momento de venderlo o transmitirlo por herencia. Sin embargo, en algunos casos esta tasa puede resultar excesiva o incluso injusta, por lo que es posible impugnarla. En este artículo te explicamos qué es la plusvalía municipal, cuándo es posible impugnarla y cómo hacerlo para evitar pagar de más.

Contenido

Plazo límite para reclamar la plusvalía en herencias y testamentos

En el caso de herencias y testamentos, la plusvalía municipal puede ser objeto de controversia. Si bien la plusvalía municipal es un impuesto que grava el aumento de valor que experimentan los terrenos urbanos al cambiar de propietario, en ocasiones su cálculo puede ser erróneo y, en consecuencia, injusto.

Si te encuentras en esta situación, es importante que sepas que existe un plazo límite para reclamar la plusvalía en herencias y testamentos. Según el artículo 66 de la Ley General Tributaria, el plazo para presentar una reclamación económico-administrativa es de un mes a contar desde el día siguiente a la notificación del acto o resolución que se impugna.

Es decir, si consideras que el cálculo de la plusvalía municipal en una herencia o testamento es incorrecto, debes presentar la reclamación en el plazo de un mes desde que recibiste la notificación correspondiente.

Es importante que tengas en cuenta que si transcurre este plazo sin que hayas presentado la reclamación, perderás el derecho a impugnar la plusvalía municipal. Por tanto, es fundamental que actúes con rapidez y te asesores adecuadamente para presentar la reclamación en el plazo establecido.

Alegando la plusvalía: ¿Cómo hacerlo?

Para impugnar la plusvalía municipal, una de las estrategias que puedes utilizar es alegar que no ha habido un incremento en el valor del terreno o la propiedad desde la última transmisión.

Para hacerlo, es importante contar con pruebas que respalden tu argumento. Algunas de las pruebas que puedes presentar son:

  • Tasación del inmueble: una tasación realizada por un experto puede demostrar que no ha habido un aumento en el valor del inmueble.
  • Valor catastral: el valor catastral del inmueble no ha variado desde la última transmisión.
  • Valor de mercado: el valor de mercado del inmueble ha disminuido desde la última transmisión.

Es importante recordar que cada caso es único y que lo mejor es consultar con un abogado especializado en la materia para que te asesore en tu caso específico.

Fecha de entrada en vigor de la anulación de la plusvalía

La anulación de la plusvalía municipal entró en vigor el 15 de junio de 2017, fecha en la que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la sentencia del Tribunal Constitucional que declaraba inconstitucional la liquidación de la plusvalía cuando no existía incremento de valor en la transmisión de un bien inmueble.

  • Fecha de inicio para reclamar: A partir de la entrada en vigor de la sentencia del Tribunal Constitucional, los afectados por la plusvalía municipal pueden reclamar la devolución de este impuesto siempre y cuando se cumplan los requisitos para ello.
  • Plazo para reclamar: El plazo para reclamar la devolución de la plusvalía municipal es de cuatro años contados a partir de la fecha en que se realizó el pago del impuesto.
  • Documentación necesaria: Para reclamar la devolución de la plusvalía municipal es necesario presentar una serie de documentos, como la escritura de compraventa del inmueble, el recibo del impuesto pagado y una valoración pericial que demuestre que no ha existido incremento de valor en la transmisión del inmueble.

Plazo para pagar la plusvalía municipal: ¿Cuándo prescribe?

El plazo para pagar la plusvalía municipal es de 30 días hábiles, contados a partir del día siguiente al de la fecha de devengo del impuesto, es decir, desde que se produce la transmisión del inmueble.

Es importante tener en cuenta que la prescripción de la plusvalía municipal se produce a los cuatro años desde que finaliza el plazo para presentar la autoliquidación, es decir, desde los 30 días hábiles mencionados anteriormente.

Si la Administración no ha iniciado el procedimiento de comprobación en ese plazo de cuatro años, la plusvalía municipal habrá prescrito y no se podrá exigir su pago.

Es importante destacar que, en caso de que la Administración inicie el procedimiento de comprobación dentro de ese plazo de cuatro años, la prescripción se interrumpe y vuelve a empezar el cómputo del plazo desde el inicio.

Así pues, impugnar la plusvalía municipal puede ser un proceso complicado y tedioso, pero si se dispone de los argumentos y pruebas necesarias, es posible ganar el caso y recuperar el dinero pagado indebidamente. Es importante contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho tributario y fiscal para llevar a cabo este proceso con éxito. Recuerda que la plusvalía municipal no siempre es justa y que los ciudadanos tienen derecho a defenderse ante posibles abusos por parte de las administraciones públicas.

×