Saltar al contenido

¿Cuál es la legítima estricta en una herencia?

La legítima estricta es una parte de la herencia que está reservada por ley a los herederos forzosos, es decir, aquellos que tienen derecho a recibirla de forma obligatoria. Este porcentaje de la herencia varía según el país y la legislación aplicable, pero suele oscilar entre el 50% y el 66%. La legítima estricta no se puede repartir libremente en el testamento, ya que está destinada a proteger los derechos de los herederos forzosos. En este artículo te explicamos en detalle todo lo que necesitas saber sobre la legítima estricta en una herencia.

Contenido

La legítima estricta que le corresponde a un hijo

La legítima estricta es la parte de la herencia que la ley reserva a los descendientes del fallecido. En el caso de los hijos, su derecho a la legítima estricta está garantizado por ley y corresponde al 50% de la herencia.

La legítima estricta se divide entre todos los hijos por partes iguales. Si alguno de los hijos ha fallecido antes que el padre o la madre, sus hijos (nietos del fallecido) heredarán su parte por derecho propio, en lo que se llama derecho de representación.

Es importante tener en cuenta que la legítima estricta es irrenunciable y no se puede quitar a los hijos. Incluso si el fallecido así lo establece en su testamento, la ley garantiza a los hijos su derecho a la legítima estricta.

Calculando la legítima estricta: Guía rápida

La legítima estricta es la parte de la herencia que la ley reserva para los herederos forzosos, es decir, para los descendientes, ascendientes y cónyuge del fallecido. Se calcula sobre el total del patrimonio hereditario y puede variar en función de la comunidad autónoma en la que se encuentre la vivienda.

Para calcular la legítima estricta, se debe seguir los siguientes pasos:

  1. Calcular el valor de la herencia, incluyendo todos los bienes y derechos que formen parte de ella.
  2. Identificar a los herederos forzosos, que son los que tienen derecho a la legítima estricta.
  3. Calcular la legítima estricta, que en la mayoría de las comunidades autónomas es del tercio de mejora o la mitad de la herencia.
  4. Restar la legítima estricta al valor de la herencia para conocer la parte de libre disposición, es decir, la parte que el fallecido puede distribuir libremente entre sus herederos.

Es importante tener en cuenta que existen ciertas circunstancias que pueden afectar a la legítima estricta, como por ejemplo el usufructo, la donación o la desheredación. Por ello, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho de sucesiones para realizar el cálculo de la legítima estricta.

¿Cuál es la legítima de 100.000 euros según la ley?

La legítima estricta es la parte de la herencia que la ley reserva a los herederos forzosos, es decir, aquellos que tienen derecho a una porción de la herencia por su parentesco con el fallecido. En el caso de España, la legítima estricta corresponde a los descendientes, ascendientes y cónyuge del fallecido.

Según la ley española, la legítima de cada heredero forzoso es la mitad de lo que le hubiera correspondido si el fallecido no hubiera dejado testamento. En otras palabras, si el fallecido no ha dejado testamento, la legítima estricta sería el 50% de la herencia total.

En el caso de que el fallecido hubiera dejado testamento, la legítima estricta será la mitad de lo que le hubiera correspondido al heredero forzoso si el testamento no existiera. Por ejemplo, si el fallecido ha dejado un testamento en el que ha dispuesto que su hijo reciba 100.000 euros, pero si no hubiera habido testamento le hubiera correspondido recibir 200.000 euros, la legítima de ese hijo sería de 100.000 euros.

Es importante tener en cuenta que la legítima estricta es un derecho que protege a los herederos forzosos y que no puede ser privado por disposiciones testamentarias contrarias a la ley.

Comprende la función del tercio de legítima estricta

El tercio de legítima estricta es una parte de la herencia que está reservada por ley para los herederos forzosos, es decir, aquellos que tienen derecho a una parte de la herencia sin importar la voluntad del testador. Este tercio se divide en partes iguales para los herederos forzosos, que generalmente son los descendientes (hijos, nietos, etc.) y los ascendientes (padres, abuelos, etc.) del fallecido.

La función del tercio de legítima estricta es proteger los derechos de los herederos forzosos, asegurándose de que reciban una parte justa de la herencia y evitando que sean desheredados completamente. En algunos casos, el testador puede disponer de una porción de este tercio para sus descendientes o ascendientes de manera libre, pero siempre se debe respetar la parte correspondiente a los herederos forzosos.

Es importante tener en cuenta que si el testador no ha dejado testamento, el tercio de legítima estricta será distribuido automáticamente entre los herederos forzosos. En cambio, si el testador ha dejado un testamento que no respeta la legítima estricta, los herederos forzosos podrán reclamar su parte correspondiente ante un juez.

En definitiva, la legítima estricta es un derecho irrenunciable que tienen los herederos forzosos en una herencia. Se trata de una porción de la herencia que no puede ser dispuesta libremente por el testador y que debe ser respetada en todo momento. Conocer los detalles de la legítima estricta es fundamental para evitar conflictos y malentendidos en el proceso de una sucesión. Si tienes dudas al respecto, es recomendable buscar asesoramiento legal para garantizar que tus derechos como heredero sean respetados.

×