Saltar al contenido

¿Cuánto impuesto cobra Hacienda por una herencia?

Al momento de recibir una herencia, es necesario tener en cuenta las obligaciones fiscales que conlleva. Una de ellas es el pago de impuestos a Hacienda, que varía en función del valor de la herencia recibida y de la relación entre el fallecido y el beneficiario.

En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el impuesto de sucesiones y donaciones y cómo calcular el importe que deberás abonar a la Administración tributaria.

Contenido

¿Cómo se calcula el impuesto de sucesiones en España?

El impuesto de sucesiones es un tributo que se aplica en España a las herencias y donaciones recibidas. Su cálculo se basa en varios factores, como el valor de los bienes heredados, la relación entre el fallecido y el heredero y la comunidad autónoma en la que se tramite el impuesto.

Valor de los bienes heredados: El valor de los bienes heredados es uno de los principales factores que influyen en el cálculo del impuesto de sucesiones. Para determinar este valor, se debe realizar una valoración de todos los bienes que forman parte de la herencia, como inmuebles, vehículos, cuentas bancarias, acciones, etc.

Relación entre el fallecido y el heredero: La relación entre el fallecido y el heredero también es un factor determinante en el cálculo del impuesto de sucesiones. En general, cuanto más cercana sea la relación entre ambos (cónyuge, hijos, padres), menor será el impuesto a pagar.

Comunidad autónoma en la que se tramita el impuesto: Cada comunidad autónoma tiene su propia normativa en cuanto al impuesto de sucesiones, lo que puede dar lugar a diferencias importantes en el importe a pagar. Algunas comunidades autónomas tienen bonificaciones o reducciones en el impuesto para determinados casos, como por ejemplo para herederos con discapacidad.

Exenciones fiscales en la herencia: ¿Cómo funcionan?

En España, las herencias están sujetas a impuestos que deben ser pagados por los herederos. Sin embargo, existen ciertas exenciones fiscales que pueden reducir el monto del impuesto a pagar.

Las exenciones fiscales en la herencia pueden aplicarse en diferentes situaciones, por ejemplo:

  • Herencias entre familiares directos: Si el heredero es el cónyuge, ascendiente o descendiente del fallecido, puede aplicarse una exención de hasta el 99% en el impuesto de sucesiones y donaciones. En algunos casos, también se pueden aplicar exenciones parciales para otros familiares.
  • Herencias de vivienda habitual: Si el heredero decide vivir en la vivienda habitual del fallecido durante al menos tres años, puede aplicarse una exención del 95% en el impuesto de sucesiones y donaciones.
  • Herencias de empresas familiares: Si el heredero es un familiar directo y decide continuar con la actividad empresarial, puede aplicarse una exención del 95% en el impuesto de sucesiones y donaciones.

Es importante tener en cuenta que para poder aplicar estas exenciones fiscales en la herencia, es necesario cumplir con ciertos requisitos y presentar la documentación necesaria. Además, el monto de la exención dependerá de la Comunidad Autónoma donde se encuentre la propiedad o bien heredado.

¿Qué ocurre si no se puede pagar el impuesto de sucesiones?

Si no se puede pagar el impuesto de sucesiones, se pueden presentar varias opciones:

1. Solicitar un aplazamiento o fraccionamiento de pago: Es posible solicitar un aplazamiento o fraccionamiento de pago del impuesto de sucesiones. Para ello, se debe presentar una solicitud en la Agencia Tributaria y cumplir con ciertos requisitos.

2. Recurrir a un préstamo: Otra opción para pagar el impuesto de sucesiones es recurrir a un préstamo bancario. De esta manera, se puede obtener el dinero necesario para pagar el impuesto y devolverlo en cuotas.

3. Vender bienes heredados: En caso de que se hayan heredado bienes de alto valor, se pueden vender para obtener el dinero necesario para pagar el impuesto de sucesiones.

4. Renunciar a la herencia: Si no se puede pagar el impuesto de sucesiones y no se cuenta con bienes de alto valor para vender, se puede renunciar a la herencia. De esta manera, se evita tener que pagar el impuesto.

Claves para reducir el impuesto de sucesiones en la herencia

1. Planificar con anticipación: La planificación es clave para reducir el impuesto de sucesiones. Es importante tener en cuenta que existe un límite de tiempo para realizar cualquier planificación fiscal, por lo que es importante actuar con anticipación.

2. Donaciones en vida: Otra forma de reducir el impuesto de sucesiones es mediante la realización de donaciones en vida. De esta manera, se puede transferir parte del patrimonio a los herederos antes del fallecimiento, lo que reduce la base imponible del impuesto de sucesiones.

3. Utilizar bonificaciones y reducciones: La legislación contempla bonificaciones y reducciones en el impuesto de sucesiones en determinados casos, como por ejemplo para familiares directos o en casos de discapacidad del heredero.

4. Contratar a un asesor fiscal: Es recomendable contar con un asesor fiscal especializado en herencias y sucesiones que pueda ofrecer las mejores opciones para reducir el impuesto de sucesiones.

¿Qué documentos son necesarios para pagar el impuesto de sucesiones?

Para pagar el impuesto de sucesiones, es necesario disponer de cierta documentación. En primer lugar, se necesita el certificado de defunción del fallecido, el cual se obtiene en el Registro Civil. Además, es necesario el certificado de últimas voluntades, que se solicita en el Ministerio de Justicia y permite conocer si el fallecido otorgó testamento y ante qué notario.

Otros documentos necesarios pueden incluir:

  • Copia del testamento
  • Copia de la escritura de la propiedad de los bienes heredados
  • Certificado de seguros
  • Certificado de saldos bancarios
  • Certificado de valores en Bolsa
  • Certificado de deudas pendientes del fallecido

Es importante tener en cuenta que: la documentación necesaria puede variar dependiendo de cada caso particular y de la comunidad autónoma en la que se encuentren los bienes heredados. Es recomendable consultar con un asesor fiscal para asegurarse de contar con toda la documentación necesaria y cumplir con los requisitos legales.

Finalmente, es importante tener en cuenta que el importe del impuesto sobre una herencia puede variar en función de varios factores, como el valor de los bienes heredados, el grado de parentesco entre el fallecido y el heredero, y la comunidad autónoma en la que se encuentre el patrimonio heredado.

Es recomendable buscar asesoramiento de un profesional en materia de herencias y testamentos para conocer con exactitud cuánto se tendrá que pagar a Hacienda y así evitar sorpresas desagradables en el futuro.

Recuerda que el conocimiento previo de los impuestos a pagar por una herencia es fundamental para una correcta planificación financiera y patrimonial.

×