Saltar al contenido

Derechos de mi pareja en mi herencia: lo que necesitas saber

¿Sabías que tu pareja puede tener ciertos derechos en tu herencia? Es importante conocer estos derechos para asegurarte de que tus deseos sean respetados después de tu fallecimiento. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre los derechos de tu pareja en tu herencia y cómo asegurarte de que tus deseos sean cumplidos.

Contenido

Derechos de la pareja sobre la herencia: lo que debes saber

En primer lugar, es importante destacar que el cónyuge o pareja de hecho tiene derecho a heredar parte de la herencia del fallecido, siempre y cuando este no haya dejado un testamento en el que se disponga lo contrario.

La legítima es la parte de la herencia de la que no se puede disponer libremente y que corresponde a los herederos forzosos, entre los que se encuentran el cónyuge o pareja de hecho. En la mayoría de los casos, la legítima equivale a la mitad de la herencia.

Por otro lado, si el fallecido no ha dejado testamento, se aplicará la ley de sucesiones intestadas, que establece un orden de sucesión en el que se incluye al cónyuge o pareja de hecho.

Es importante tener en cuenta que si el fallecido ha dejado testamento, puede excluir al cónyuge o pareja de hecho de la herencia, pero deberá hacerlo de manera explícita y justificando los motivos de la exclusión.

En caso de que exista un conflicto por la herencia, el cónyuge o pareja de hecho tiene derecho a reclamar su parte de la legítima y, en caso de que se demuestre que ha sido excluido injustamente, puede solicitar la nulidad del testamento.

Herencia: ¿Qué parte le corresponde a la esposa?

En el caso de que el fallecido no haya dejado un testamento, la ley establece que la esposa tiene derecho a una parte de la herencia, aunque esta puede variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre.

En general, la esposa tiene derecho a:
– El usufructo del tercio de mejora: esto significa que la esposa puede disponer del tercio de la herencia destinado a mejorar la herencia de los hijos. En otras palabras, la esposa tiene derecho a utilizar ese tercio para su beneficio durante su vida, pero no puede venderlo ni disponer de él en su testamento.
– La legítima estricta: esta es la parte de la herencia que está destinada a los hijos. En caso de que no haya hijos, la legítima estricta corresponde a los padres del fallecido. La esposa tiene derecho a la mitad de la legítima estricta, es decir, a una cuarta parte de la herencia total.
– La cuarta de mejora: esta es una parte de la herencia que el fallecido puede disponer libremente en su testamento. Si el fallecido no ha dejado testamento, la cuarta de mejora se suma a la legítima estricta. La esposa tiene derecho a la mitad de la cuarta de mejora, es decir, a una octava parte de la herencia total.

Consecuencias de no estar casados al fallecimiento de la pareja

En caso de no estar casados al fallecimiento de la pareja, existen una serie de consecuencias que hay que tener en cuenta en cuanto a la herencia y los derechos de la pareja.

No hay derecho a la herencia automáticamente: Si no se ha otorgado un testamento o un documento que reconozca a la pareja como heredera, ésta no tendrá derecho a la herencia de la pareja fallecida.

No hay derecho a la pensión de viudedad: La pensión de viudedad es un derecho que tienen los cónyuges en caso de fallecimiento de su pareja. Si no se está casado, la pareja no tiene derecho a este tipo de pensión.

No hay derecho a la vivienda familiar: En caso de no estar casados, la pareja no tiene derecho a la vivienda familiar en propiedad del fallecido, aunque haya convivido en ella durante años.

Es importante tener en cuenta todas estas consecuencias a la hora de planificar la herencia y los derechos de la pareja. En caso de querer que la pareja tenga derecho a la herencia, se debe otorgar un testamento o un documento que lo reconozca. Además, se pueden establecer otros acuerdos previos como la donación de bienes o la constitución de un usufructo.

Porcentaje del cónyuge sobreviviente en herencias: ¿Cuánto le corresponde?

Cuando una persona fallece y deja una herencia, su cónyuge sobreviviente tiene derecho a recibir una parte de la misma, aunque esto dependerá de diversos factores.

En primer lugar, es importante tener en cuenta si el régimen económico del matrimonio era de gananciales o de separación de bienes. Si se trata de un régimen de gananciales, el cónyuge sobreviviente tiene derecho a quedarse con la mitad de los bienes que formen parte de la sociedad de gananciales.

Si, por el contrario, el régimen económico era de separación de bienes, el cónyuge sobreviviente tendrá derecho a una parte de la herencia en función de lo que se haya establecido en el testamento del fallecido o, en su defecto, según lo que establezca la ley.

En este sentido, el Código Civil establece que el cónyuge sobreviviente tiene derecho al usufructo de un tercio de la herencia si concurre con descendientes, o de la mitad si no los hay. Esto significa que el cónyuge podrá hacer uso y disfrute de los bienes durante el resto de su vida, pero no podrá disponer de ellos ni venderlos.

Es importante destacar que estos porcentajes son mínimos y que el testador puede establecer en su testamento una parte mayor para su cónyuge sobreviviente si así lo desea.

Es importante tener en cuenta los derechos de nuestra pareja en nuestra herencia para evitar futuros conflictos y asegurar que nuestros deseos se cumplan. Es recomendable buscar asesoría legal para entender las leyes y regulaciones específicas de nuestro país o estado. Con una planificación adecuada, podemos proteger los intereses de nuestra pareja y garantizar que nuestros seres queridos reciban lo que les corresponde. No dejes todo al azar, actúa ahora y asegura el futuro de tus seres queridos.

×